Estudio y validación de un método simplificado de medida para su utilización en laboratorios de verificación de compatibilidad electromagnética en el entorno marítimo

  1. Bakkali, Mohammed
Supervised by:
  1. Carlos Mascareñas Pérez-Iñigo Director

Defence university: Universidad de Cádiz

Fecha de defensa: 13 January 2016

Committee:
  1. Daniel García Gómez de Barreda Chair
  2. Juan Manuel Barberá Salvador Secretary
  3. Manuel Barea Zamora Committee member
Department:
  1. Ciencias y Técnicas de la Navegación y Construcciones Navales

Type: Thesis

Teseo: 400746 DIALNET lock_openRODIN editor

Abstract

Cualquier buque metálico se comporta como una Jaula de Faraday de la cual es muy difícil que escapen las radiaciones generadas a bordo, ello se traduce en una muy alta probabilidad de que se produzcan problemas de Compatibilidad Electromagnética (EMC) al residir unos equipos eléctricos o electrónicos en las proximidades de otros, lo que nos sugiere la creación de un ambiente electromagnéticamente hostil. En un buque de guerra, de mediano o gran porte, se dispone de, al menos, un analizador de espectros que se utiliza como monitor de calidad del radioenlace en HF, VHF o UHF, esto sin contar con los sensibilísimos equipos de Guerra Electrónica (EW) o de Inteligencia de Señales (SIGINT), los cuales no pueden ser desplazados por el buque dadas sus características de tamaño y peso. En cambio, en los buques civiles, la herramienta de Análisis de Espectros brilla por su ausencia, siendo el receptor de LF-HF el único dispositivo que se puede utilizar para detectar un malfuncionamiento o una interferencia, todo ello suponiendo que a bordo haya un Oficial Radioelectrónico que sepa lo que tiene que hacer, un receptor portable y una antena portátil, lo cual es altamente improbable desde que entró en pleno vigor el Sistema Mundial de Socorro y Seguridad Marítima (1999-) [IMO07], [LEES93] y se desembarcaron a dichos Oficiales, que hasta el 1 de febrero de 1999 formaron parte de los cuadros de tripulación mínima de los buques desde que se inventó la Radio, pasando a ser personal de mantenimiento en tierra en las estaciones o compañías de mantenimiento e ingeniería de los puertos de todo el Mundo tecnificado. El Real Decreto 1185/2006, de 16 de Octubre. Reglamento de las Radiocomunicaciones Marítimas a bordo de Buques Españoles [MINF07], indica que las empresas dedicadas a la Instalación, Mantenimiento y Reparación de equipos radioelectrónicos de los buques, deben disponer del instrumental necesario para realizar sus labores profesionales, entre las cuales están la comprobación de estabilidades de frecuencias o de la pureza de la emisión, si bien estas últimas pruebas están restringidas a las Empresas de la categoría M-3 del citado Reglamento. Con ello y sobre todo cuando no se dispone a bordo de un equipo calibrado de análisis de espectros es necesario recurrir al ingenio y a la simbiosis entre Electrónica e Informática que permita detectar, localizar y si es posible identificar las fuentes de ruido e interferencias que provocan los fallos de funcionamiento en el resto de los equipos del buque. La posibilidad de disponer de un software fiable, conocido, expandible e intuitivo, junto con un receptor de VLF-UHF que pesa menos de un kilogramo y puede ser alimentado con pilas será una de las mejores herramientas de que disponga el Oficial Electrotécnico del buque, personal del Departamento de Máquinas con formación de Radioelectrónico, según disponen las Enmiendas de Manila (2010) al Convenio de Formación, Titulación y Guardia para la Gente de Mar firmado por cientos de países miembros de la Organización Marítima Internacional (OMI) [IMO07]. Las interferencias causadas sobre las frecuencias del Servicio de Radionavegación y las frecuencias de Socorro son consideradas como Interferencias Perjudiciales y están perseguidas por la Ley, según se refleja en el Reglamento de Radiocomunicaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) [RUIT04] , [UIT99]. La única manera que tiene el buque para llamar la atención, señalar su posición y conseguir ayuda es por Radio, por ello es necesario disponer de un instrumento barato y sencillo que monitorice las frecuencias citadas, a solicitud del operador o de manera automática, con el fin de evitar que cualquier ruido del buque propio pueda enmascarar una llamada de socorro de un buque ajeno, impidiendo la recepción del mensaje y provocando la pérdida de vidas humanas.