Perfil de personalidad en el trastorno del espectro autista mediante el Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota

  1. Macías Bedoya, Diego
Supervised by:
  1. José Manuel Muñoz Sánchez Director
  2. José María Villagrán Moreno Co-director

Defence university: Universidad de Cádiz

Fecha de defensa: 12 July 2017

Committee:
  1. María Rosario Carreras de Alba Chair
  2. Araceli Sánchez Raya Secretary
  3. Isabel de los Reyes Rodríguez Ortiz Committee member
Department:
  1. Psicología

Type: Thesis

Teseo: 489611 DIALNET

Abstract

Desde el inicio del siglo actual las investigaciones sobre la personalidad en los Trastornos del Espectro del Autismo (TEA) se han venido sucediendo suscitadas por la idea de mejorar el diagnóstico clínico, pero también este interés viene guiado por la trayectoria a la que asistimos en los últimos años en que el autismo adquiere un aspecto dimensional más que categorial; este aspecto adquiere mayor relevancia con la publicación de la DSM-V en 2013. Diferentes autores han relacionado, desde los orígenes del autismo, ciertos rasgos de personalidad con la aparición de este trastorno, especialmente dentro de aquellas personas que tienen un grado de afectación menor, que no presentan déficit mental y las capacidades de comunicación y relación social están menos perturbadas. Conocer los rasgos de personalidad en el TEA puede ayudarnos a conocer también qué sucede en el límite de menor afectación de estos trastornos, al tiempo que nos ayuda a conocer qué personas pueden considerarse dentro de esta dimensión y diferenciarlas de otros diagnósticos que comparten síntomas comunes. El objetivo de la investigación es encontrar un perfil de personalidad, a través del Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota (MMPI), que sea característico de las personas con TEA y lo distinga del resto de la población. Para conseguirlo se han valorado a un total de 178 sujetos, distribuidos entre cuatro diferentes grupos de comparación: un grupo de personas con TEA, un grupo de Padres/Madres de las personas con TEA, un grupo de pacientes con diagnóstico de Trastornos de Personalidad del clúster C y un grupo Control. En esta valoración se han incluido, entre otras, la prueba de personalidad MMPI y el Test breve de inteligencia de Kaufman (K-BIT). Los resultados muestran puntuaciones elevadas en las escalas de Validez L (Mentira) y bajas en K (Factor corrector); en lo referente a las escalas Clínicas, encontramos un perfil con puntuaciones altas en 2-0 (Depresión-Aislamiento social) y en la tríada 6-7-8 (Paranoia-Psicastenia-Esquizofrenia). También se encuentran, altos valores en SOD-DEP (Malestar social-Depresión) pertenecientes a las escalas de Contenido, puntuaciones elevadas en A (Ansiedad) en las escalas Suplementarias y valores altos, nuevamente, en INTR (Introversión) y PSYC (Psicoticismo) y bajos en DISC (Antisociabilidad) en las escalas de Personalidad Psicopatológica (PSY-5). Relacionar el TEA con un perfil específico del MMPI, una prueba que se utiliza con frecuencia en la práctica clínica, nos ayudará a conocer más en profundidad a las personas que padecen este trastorno. Asimismo, permitirá que personas que tienen este trastorno en la adolescencia y adultez, no pasen desapercibidas y puedan recibir la atención adecuada que necesitan y eviten los problemas que conlleva la ausencia de un diagnóstico acertado.